Los Trucos del Destino

Este verano sucedió una casualidad que ni planeada hubiera resultado como resulto, lo que me dice que existe una fuerza extrema propulsora de los eventos que suceden en la vida de las personas a nivel individual, lo que a su vez me dicta que hay un autor que escribió las notas principales de esto llamado destino previo a la venida de cada quien al mundo. Previo a esto había escuchado que las casualidades no existen, algo a lo que yo me oponía ya que estaba seguro que las casualidades eran una parte de la vida cotidiana donde dos eventos chocaban como dos estrellas errantes.

Resulta ser que me encontraba en Londres, donde había ido a visitar a familia y amigos en un verano que prometía ser uno extraordinario y bien lo fue, simplemente en otra manera completamente distinta. Al llegar a Londres y tras tan solo una visita a mis tíos, recibieron una llamada de su empresa diciéndole que tenían que volar a Sudáfrica para arreglar unos temas de suma importancia y donde debían quedarse por un tiempo no menor a mes y medio. Solo vi a mis tíos un día tras haber cruzado el atlántico.

Al suceder esto, no tuve mayor problema ya que mi amigo aun estaba ahí y sigue ahí, lo que todavía me daba una carta con la cual jugar y apostar antes de que mi viaje se convierta en un completo desastre, una carta que siempre me había funcionado. Sin embargo, la sobre confianza generalmente lleva al aprendizaje de una lección no muy agradable cuando sucede exactamente lo opuesto a lo que se había planeado, fue justo eso lo que me fue a pasar. Tras dos días de ver a mi amigo, resulto ser que algo había salido mal con su tesis por lo que tendría que modificar unos puntos y sus fuentes.

Esto trajo consigo como resultado la obvia necesidad de trabajar de nuevo en su tesis durante el tiempo que estuviera yo ahí por lo que decidí  que mi viaje y esfuerzo había sido una perdida de energía y tiempo por lo que contemple la idea de acortar mi viaje de tres semanas a tres días y regresarme un par de días a mi hogar. Al estar operando la computadora para cambiar mis vuelos, me llego un correo de la aerolínea diciéndome que debido a mi gran cantidad de millas acumuladas me regalaban un viaje a Bielorrusia, si es que lo tomaba.

Debido a las circunstancias en las que me encontraba, decidí pese a todos los consejos de mi gente y de algunos que dio el gobierno a través de PROMEXICO, tomar la oferta y el día siguiente tome un vuelo de Londres a Minsk donde mi promoción tenía el hotel incluido. En unos días descubrí ese gran país que es uno de las naciones mas boscosas y mejor organizadas de todo el continente Europeo y donde conocí a la mujer mas hermosa que he visto en mi vida con quien termine en muy buenos términos y quien me vendrá a visitar este año. Creo que esto puede ser algo extraordinario.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *